domingo, 23 de abril de 2017

Humanos también


—¿Y dice que esto siempre fue así?
—Absolutamente.
—Pero ¿no le queda ninguna duda al respecto?
—Ninguna duda en este momento.
—Entonces toda la historia del progreso que nos contaron en la escuela y que con tanta ingenuidad aprendimos no es más que una creencia que no tiene anclaje objetivo en la realidad porque no se dan las condiciones que permitan la prueba científica de ese hecho en los seres humanos.
—Así me parece.
—Pero ¿qué me dice del derecho, de los avances en la legislación internacional para el fomento y la protección de los derechos humanos, de los avances en materia de lucha contra la impunidad?
—Le digo que son mecanismos, pero que son incapaces de modificar la conducta de todo ser humano, porque cuando alguien ha aprendido algo de todo aquello acaba por morirse y ese mismo día nace otra persona plenamente corruptible también.
—Pero no podrá negar que cabe la posibilidad de que los seres humanos aprendan.
—De eso no me cabe duda.
—¿Y entonces?
—Nunca nacerán aprendidos, serán más bien receptáculos a partes iguales del bien y del mal. No somos mejores ahora que hace 2.000 años, sino más bien humanos también.

No hay comentarios: